Buscar
  • Alicia Soria

La 'muerte' de los recuerdos de la monarquía rusa

Actualizado: 23 de dic de 2019

Llamadme Alejandra, de la escritora Espido Freire, nos relata los últimos momentos de la familia Romanov desde la perspectiva personal e íntima de la zarina Alejandra Feodorovna


Portada de "Llamadme Alejandra" de la escritora Espido Freire. Fuente: Alicia Soria

Todos los años espero con ansías la resolución de los premios Planeta, puesto que me anima a querer leer a los premiados y disfrutar de historias innovadoras que han cautivado a un jurado profesional. La ganadora más joven de este certamen fue Espido Freire, con 25 años, gracias a su libro Melocotones helados.


La escritora y columnista bilbaína lleva tras de sí también el premio Ateneo de Sevilla 2007, por el libro Soria Moria, y el premio Azorín 2017 por Llamadme Alejandra, novela que he he tenido el gusto de leer.

Espido Freire. Fuente: Diez Minutos

Llamadme Alejandra narra en primera persona la vida de Alexandra Feodorovna, quien fue emperatriz consorte del último zar Nicolás II de 1896 a 1918. De esta manera, la trama se centra en el momento de preparación para su nuevo traslado, tras la caída de la monarquía rusa a manos de los bolcheviques y ser convertidos en prisioneros por el Ejército Rojo.


En ese momento, la zarina aprovecha para reunirse con sus cuatro hijas y contarles sus recuerdos sobre como conoció a su padre, su relación con la familia Romanov y su amistad con Rasputín y Anna, su dama de honor y confidente. No obstante, ese traslado nunca llegará a producirse por el final que todos conocemos.


Odiada por su pueblo por ser alemana y un posible peligro para el país, la protagonista se muestra al público como una mujer tímida y distante, pero querida por su familia. Junto a su marido, Alejandra tuvo un total de cinco hijos: Olga, amable, reservada y hermosa; Tatiana, tímida como su madre, orgullosa y defensora de la justicia; María, la más parecida a la familia paterna; Anastasia, inquieta, divertida y con un corazón de oro; y Alexis, frágil, caprichoso y criado en soledad debido a la hemofilia que padecía. Por este último, la zarina sentía una especial predilección al ser el único chico y, por tanto, el heredero.


Aspectos positivos:


Lo que más me gustado del libro es su historia basada en hechos reales, puesto que desde siempre me han atraído este tipo de novelas y, por ende, ya tenia algo de conocimiento respecto al tema por mediación de otras novelas leídas como La casa del propósito especial de John Boyne y El testigo invisible de Carmen Posadas.


Además, algo que también me ha llamado mucho la atención ha sido la narración de sus vivencias junto a Rasputín, un monje oscuro, inteligente y desenfrenado que deja a su mujer y hijos para irse de peregrinaje a los monasterios, ya que había escuchado la palabra de Dios. Cabe destacar que esta amistad provocó que Alejandra fuera víctima de burlas con respecto al tipo de relación que mantenían los dos.


Después, el perfil de la zarina esta muy bien descrito y te traslada a la época para poder sentir sus miedos, ante la espera de un heredero que el pueblo reclama; sus desgracias y su felicidad junto a su familia numerosa.


Aspectos negativos:


Lo que no me ha gustado nada ha sido la narración del fusilamiento de los miembros de la familia, seguida posteriormente por la de la limpieza de una criada del lugar de los acontecimientos. Esto se debe a que considero la escena un poco dantesca y desagradable.


Asimismo, el libro se repite mucho en las descripciones de los hijos cuando faltarían más detalles en relación con otros aspectos de la trama.


Así pues, Llamadme Alejandra no es una historia bonita, es una historia trágica sobre un suceso real que aspira a transmitirnos más detalles acerca del fin de la monarquía rusa desde la perspectiva personal de la zarina.


Por esta razón, y por el hecho de ser una trama con un final ya conocido, mi puntuación final es de un total de 3/5 estrellas.


Lo puedes encontrar en cualquier librería y biblioteca. ¡No dudes en leerlo si te ha llamado la atención! (Todo pasa por algo).


El porqué del título:


El título de la novela hace alusión a la protagonista de la novela, Alejandra Feodorovna, y a su importancia dentro de la historia de Rusia.


Os comento esto, aunque en este caso no hacía mucha falta, porque una de las cosas que más me gusta de leer libros es saber por qué se titulan como lo hacen. Así que en cada entrada también os contaré la razón de cada nombre.


¡Tenemos cinco reseñas literarias más: No matarás de Julia Navarro, La sospecha de Sofía de Paloma Sánchez-Garnica, Candela de Juan de Val, Lluvia fina de Luis Landero y Largo pétalo de mar de Isabel Allende! ¡No dudes en pasarte!


¡Nos leemos!

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2019 por Bambalíneas. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now